Bien es cierto que la matrícula para apuntarse al Ametsa Txiki (y a cualquier coro de la sociedad) está abierta durante todo el año pero nada mejor que empezar de 0 en septiembre para no perderse nada.

Si conoces a alguien de entre 8 y 16 años al que le guste cantar y quiera pasarlo bien en un ambiente cálido y acogedor… ¡el Ametsa Txiki es el coro que busca!

Y si ere tú la persona que no tiene claro si apuntarse o no he aquí un último empujón para animarte a hacerlo:

  1. Cantar segrega endorfinas (relacionado con la sensación de bienestar)
  2. Cantar libera tensiones.
  3. Cantar reduce el estrés.
  4. Cantar ayuda a mejorar la forma en la que respiramos.
  5. Cantar es bueno para el sistema cardiovascular.
  6. Cantar ayuda a mejorar la postura.
  7. Cantar previene la demencia.
  8. Cantar limpia las vías respiratorias.
  9. Cantar es bueno para la memoria: memorizar partituras, el qué viene después de un pasaje…
  10. Cantar ayuda a conectar con los demás, y más en nuestra sociedad, en la cual funcionamos como una familia.

Para más información: secretaría@coroametsa.org