El día 13 de abril, El Diario Vasco publicaba en la crónica de Irún publicaba un artículo sobre el concierto que el próximo día ofrecería Ametsa Gazte:
https://www.diariovasco.com/bidasoa/irun/ametsa-gazte-protagoniza-20190413003609-ntvo.html

Ese mismo día el Ametsa Gazte ensayaba para perfeccionar sus obras. Nos consta que cuatro horas de ensayo y siete metidos en el local del coro no les supuso ningún esfuerzo ni problema pues sen encuentran como en casa.



Fue el pasado 14 de abril cuando tuvo lugar en el Amaia el Ciclo de Música Ricardo Requejo. Este año el Ametsa Gazte fue el coro que ofreció el concierto a las 19:00h. El coro, dirigido por Eneko Amundarain, presentó un concierto dividido en tres secciones: música religiosa, música renacentista y folclore vasco:

1. Música religiosa:

  • Aita Gurea / P. Madina
  • Ubi Caritas / Ola Gjeilo
  • Tebe Poem / D. Bortniansky

2. Música renacentista:

  • Es ist ein Ros entsprungen / Michael Praetorius
  • Adoramoste, Señor – Cancionero de Palacio / Francisco de la Torre
  • Ojos garços a la niña – Cancionero de Uppsala / Juan del Encina
  • Tan mala noche me distes – Cancionero de Uppsala / Juan Vàsquez
  • Riu, riu, chiu – Cancionero de Uppsala / Anónimo

3. Folclore vasco:

  • Ilun abarra / Mocoroa
  • Nerea izango zen / arr. Javier Busto
  • Aritz Adarrean / Julen Ezkurra
  • Maitia nun zira / José Uruñuela
  • Argizaiola / Junkal Guerrero
  • Nire etxea / Luis Urteaga
  • Maritxu nora zoaz / Javier Busto
  • Porrusalda / Javier Busto

Este ha sido unos de los conciertos que más concentración ha requerido puesto que se trataba de un concierto de una hora aproximadamente cantando a capella.

Algunos de los miembros de Ametsa Gazte aprovecharon el descanso del concierto para rememorar este momento.

El martes 16 en el Diario Vasco publicó una crítica en la crónica de Irún, en la cual describía de forma impecable el transcurso del concierto:

Esperanzadora cantera

El domingo pasado tuvo lugar en el Amaia el cuarto concierto de ciclo de música de cámara Ricardo Rquejo. Intervenía el Ametsa Gazte, coro integrado, para la cita por cinco (sic.) chicas y nueve chicos, además del también joven director Eneko Amundarain. Abordaban un ambicioso programa dividido en tres partes: música religiosa, música renacentista y folklore vasco. Todo un desafío del que salieron bastante airosos.

El director consiguió llevar al coro, con gesto sobrio y seguro, bien conjuntado y con un alto nivel de concentración. Golpeaba con suavidad el diapasón contra su cráneo, antes de acercárselo al oído y repartir las tonalidades, y los cantores sonaban bien afinados, primando el equilibrio y controlada sonoridad sobre el volumen. Las chicas con voces más formadas y los chicos que ganarán más matices, por ejemplo los graves, con el paso de los años. Todas las obras se interpretaron “a capella”, lo que supone que algunas obras antiguas, sin el acompañamiento del órgano para e que fueron escritas, pierden algo de brillo y ganan en dificultad a falta de apoyo instrumental.

Durante una hora, con un breve descanso antes de la ultima parte, consiguieron deleitar al público que aplaudió con fuerza cada obra. Especialmente, por elegir una de cada sección, “Aita Gurea” (P. Medina (sic.)); “Riu Riu Chiu” (Cancionero de Upsala, anonimo) y “Aritz Adarrean” (Julen Ezkurra). Al finalizar, coro y publico, a petición del director, entonaron conjuntamente el “Agur Jaunak”. El Ametsa clásico dispone de una esperanzadora cantera. Si continúan trabajando y progresando, el relevo está asegurado.

Álvarez, A. (2019, abril 16). Esperanzadora cantera. El Diario Vasco, 16.